APP

¿Quién soy?

Me llamo Josie Watson y soy una artista argentina de ascendencia escocesa. Soy reconocida en mi país por la serie de pinturas «Ciudad Automática» inspirada en la Ciudad de Buenos Aires (mi tierra natal) que me introdujo en el mercado local a una edad muy temprana. A través de esta serie de pinturas y de mi interés por la tecnología desde la infancia me introduciría en el mundo de las realidades inmersivas donde el arte y la tecnología se fusionan para expresar la identidad de la nueva era digital en su propio nuevo género de arte: IT-Art.

"Femme-Automatique" pintura original, fotografía sacada en el año 2011.

Una joven carrera artística

Comencé a pintar y a exponer mi obra a los 10 años gracias a la tutoría de muchos artistas argentinos de renombre que me trataron como un colega desde el principio. Todos coincidieron en que necesitaba estudiar arte por mi cuenta porque tenía un estilo único, lo cual era raro que ocurriera a tan temprana edad y podía ser influenciada incorrectamente por asistir a sus clases. Como ya era disciplinada y estaba comprometida con mi arte, seguí sus consejos y frecuenté sus ateliers como amigo para colaborar y disfrutar del arte de los demás mientras creaba mi propio estudio en casa de mis padres y pintaba a diario. A la edad de 19 años trabajaba como asistente en una casa de subastas de arte que también me dio la comprensión de la verdadera economía de las artes. De esta manera podía lograr todos los aspectos de una carrera artística desde una edad temprana.

"Femme-Automatique" en la exposición de unr emate de arte en Arroyo Remates, Buenos Aires 2011.

Primeras ventas

Los cuadros de mi serie «Automatic City» fueron introducidos en el mercado en 2010-11 (cuando tenía 20 años) a través de uno de mis colegas de arte, Adolfo Nigro, que los presentó a un galerista. Una peculiaridad, sólo las pocas personas que me conocían directamente sabían mi edad, pero en la escena artística de Buenos Aires la gente mi nombre y pintura correspondían a un artista masculino de unos maduros 60 años. Esto también se debió al tamaño y calidad de las pinturas, al tiempo que mi currículum mostraba que he estado exhibiendo mi trabajo y a la coherencia de mi trabajo visual.

Congreso Nacional Buenos Aires WatsOnArt Josie Watson Arte
"Como llueve de abajo para arriba" pintura por Josie Watson.

De artista «emergente» a artista «consagrada»

A través de los años logré las mayores ventas en la categoría de «Artistas emergentes». En 2014 fui invitado a exponer en el Centro de Arte Británico donde hice una gran exposición en la que el 80% de las pinturas ya eran propiedad de coleccionistas de la ciudad. La exposición fue exhibida en una galería de tres pisos y atrajo la atención de muchos galeristas y curadores. En 2016 mi pintura inspirada en el Congreso Nacional de Argentina fue subastada en la categoría de «Artistas consagrados» posicionándome junto a mis colegas de arte. El cuadro fue comprado como regalo para un importante político argentino.

 

Necesidad de innovación

Desde entonces he tenido la oportunidad de exponer en casi todos los lugares a los que he solicitado, pero en 2016 la exuberancia y la solemnidad de los salones y museos me parecieron vacíos. Sentí que faltaba algo entre la pintura y el espectador. Sin estar completamente segura de lo que estaba haciendo pero siguiendo mi intuición, invité a algunos amigos y artistas cuyo trabajo creativo admiraba a crear una exposición en colaboración inspirada en la misma serie de pinturas. Todos ellos me dieron su propio enfoque profesional de la serie y creé un plan para fusionar todos los comentarios. Ninguno de ellos sabía realmente lo que estábamos haciendo hasta la primera exposición que tuvo lugar en el espacio de arte del Banco Ciudad (el banco oficial de la ciudad de Buenos Aires).

 

La primera exposición «Ciudad Automática de Buenos Aires».

Creamos conjuntamente una exposición interactiva inspirada en la ciudad en la que vivíamos, donde las formas de arte tradicionales (pinturas, dibujos, esculturas y una instalación) se fusionaron con formas tecnológicas como sensores, luces, proyecciones cartográficas, realidad aumentada y características interactivas. Bajo mi dirección artística, cada fusión se fusionó para mejorar el arte de manera que conectara la forma tangible con la forma digital, y al hacerlo descubrí que las nuevas generaciones tienen una nueva comprensión del arte. Un nuevo concepto nació que, confío, muy pronto se desarrollará en un nuevo género de arte que llamé IT-Art.

 

"Bombonera" pintura y IT-Art de Josie Watson.

Millennial = Los nacidos en un mundo en reseción

En 2017 la crisis económica en Argentina volvió a ser mala y nos hizo trabajar a todos horas extras o doble trabajo para conseguir el dinero suficiente para pagar las cuentas, además de nuestros proyectos creativos. Nuestro tiempo para reunirnos se redujo por esto y la energía que cada uno de los artistas podía dar era limitada. Así que decidí tomar la exposición en mis propias manos y convertirla en un proyecto bajo mi dirección y centrarme en sacar lo mejor del tiempo de cada artista. Todos estábamos muy motivados, así que tener a alguien dedicado al proyecto las 24 horas del día era crucial para lograr nuestros objetivos.

Para ello, bajé mis propias horas de trabajo, reduje mis ingresos, aprendí a vivir con lo esencial, dejé muchas actividades y sólo mantuve mi trabajo como muralista del «Proyecto Balvanera», una actividad de los vecinos para pintar las fachadas grises de nuestro barrio. Se necesitaba a alguien que dirigiera este nuevo proyecto y yo era el único que podía entender realmente la creación de cada artista y llevarla más lejos en un proyecto más grande. Podía ver su futuro. Yo podía ver ese futuro.

 

Instalación interactiva en el Banco Ciudad, 2017.
Instalación interactiva en el Teatro Santos4040, 2017.

¿Usted es Josie Watson?

Las exhibiciones del proyecto demandaron marketing de medios sociales y un patrocinador. Me presenté al Banco Ciudad, a patrocinadores privados, al gobierno de la ciudad de Buenos Aires y a algunos inversores. Casi siempre oí la misma expresión que había escuchado muchas veces desde que empecé a exhibir mi trabajo desde los 10 años: «¿Usted es Josie Watson? Esperábamos conocer a un hombre mayor de unos 60 años… ¡no a una mujer tan joven!». Creeme, eso puede sonar como una anécdota divertida pero también trajo muchas situaciones sexistas, insinuaciones, pre-juicios, discriminación y doce historias diferentes de diferentes personas con la intención de manipular el proyecto. Tomé todas estas experiencias como un aprendizaje necesario para algo digno de venir más tarde.

¿Usted es Josie Watson?

Las exhibiciones del proyecto demandaron marketing de medios sociales y un patrocinador. Me presenté al Banco Ciudad, a patrocinadores privados, al gobierno de la ciudad de Buenos Aires y a algunos inversores. Casi siempre oí la misma expresión que había escuchado muchas veces desde que empecé a exhibir mi trabajo desde los 10 años: «¿Usted es Josie Watson? Esperábamos conocer a un hombre mayor de unos 60 años… ¡no a una mujer tan joven!». Creeme, eso puede sonar como una anécdota divertida pero también trajo muchas situaciones sexistas, insinuaciones, pre-juicios, discriminación y doce historias diferentes de diferentes personas con la intención de manipular el proyecto. Tomé todas estas experiencias como un aprendizaje necesario para algo digno de venir más tarde.

Josie Watson y Carlos Leiza, Director del Departamento de Arte y Compromiso del Banco Ciudad, 2017.

Primeras financiaciones

Obtuve el patrocinio del Banco Ciudad (Banco Oficial de la ciudad de Buenos Aires) por un año y dos fondos públicos, uno para mantener las actividades del mural social en mi barrio y el otro para la producción de exposiciones. También recibí fondos privados de un coleccionista que me conocía desde hacía varios años y para el cual había creado un cuadro especial «Alta en el cielo». La inspiración para la pintura vino de su -positiva- despedida de su padre, con quien solía caminar hasta el obelisco todos los domingos durante muchos años. Escogió algunos personajes, el lugar representado y algunos colores. Cuando le hablé de esta exposición no dudó en patrocinarnos. En un país en crisis, cada apoyo era esencial, ya que mi principal preocupación era pagar el trabajo del artista para crear y mantener una red sólida.

WatsOnArt

El patrocinio del banco nos ayudó a hacer la exposición itinerante durante un año y para cada presentación desarrollar cada fusión un poco más en este nuevo concepto. Cuando el período terminó, convertí todo mi nuevo conocimiento en una marca de arte que llamé WatsOnArt.

Me tomó un tiempo encontrar el nombre para mi marca de arte. Fue en 2008, diez años antes, mientras me relajaba con una de mis hermanas mayores, Vicky Watson, bajo la choza de paja del patio trasero de nuestros padres, que me dijo: «Cuando crezcas tendrás tu propio negocio y se llamará WatsOnArt!». Recordé esto justo después de que escribí «WATSONART» en una mierda de hoja de papel en blanco.

WatsOnArt es una futura plataforma colaborativa de IT-Art que actualmente proporciona un valor inmersivo a las pinturas como un producto mínimo viable. En detalle, es una aplicación de realidad aumentada que extiende la historia contada por las piezas de arte a través de un despliegue de animación digital, capturando la atención de los espectadores hacia la pintura tangible.

Con WatsOnArt produzco experiencias artísticas interactivas centradas en el contenido del patrimonio cultural. Cada producción fusiona el esfuerzo de artistas de diferentes disciplinas que trabajan a distancia para un objetivo principal: la creación de una pieza de IT-Art colaborativa.

Fundé WatsOnArt con un método de producción cíclico basado en tres bases entrelazadas por el concepto de Interactividad a través de IT-Art:

– Producción de Arte: Exposiciones de Ciudades Automáticas inspiradas en ciudades del mundo.
– Desarrollo IT: Desarrollo de una plataforma de colaboración para el IT-Art.
– Productos: Producción y venta de productos IT-Art.

 

 

Primeros productos

En diciembre de 2018 creé los primeros productos de IT-Art y probé sus ventas en Buenos Aires. Los resultados fueron exitosos y me mostraron que funcionaban perfectamente para acercar esta nueva forma de arte a un público no familiarizado con el contenido inmersivo o incluso no lo suficientemente cerca de las artes.

 

Siguiendo los pasos de Gardel

La crisis económica golpeó de nuevo a la Argentina en enero de 2019. Me uní a la gran fugade cerebros que dejaron Argentina en el año 2019 cansada de tener todo tan difícil en Latinoamérica y compré un viaje de ida a Europa sin ningún plan. Sólo seguiría mi intuición, la que me llevó a la creación de WatsOnArt. Si algo era seguro era que necesitaba hacer un viaje para aprender más sobre esta nueva forma de arte. Para ello tenía que cerrar mi estudio de arte y despedirme de la ciudad, mi patria, que me había inspirado inicialmente.

Se dice que para ser reconocido en tu país tienes que encontrar el éxito en otro lugar primero. . Esa es la historia de Carlos Gardel, uno de los músicos de tango más conocidos de Argentina, cuya música sólo fue aclamada cuando regresó de encontrar el éxito en París.

Instalación interactiva en el Banco Ciudad, 2017.