Domingo 22.45 Berlin

Son las once menos cuarto
Y sencillamente lo sé
La besas y te acuestas con ella
No me preguntes porqué
Son todas las capas de histeria
Amor educado, escala social
Sé que no puedes evitarlo
Viril necesidad d3 imperar
Incapax de apreciar la verdad
Miro el agua cayendo a la tina
Comienzo a llorar

Lo siento en mi piel, se donde la tocas
No me lo dijiste, pero cuando se ama
Se sabe todo lo que el que te ama hace
Solo es que esta vez… no se si quiero frenarte
¿Evitarte tener tu limitada libertad?
¿Quitarte el sueño sin preocupación por lo que fe verdad sucede en el mundo?
¿Proponerte que dejes el yugo burgués?
¿Pedirte que despiertes a la realidad?
La verdad es tan dura… que quizás…
En vez de besarte bella durmiente…
Te deje allí, quietecita, soñando
Hasta nunca jamás

No sé si te invitaría mi mal trago
No represento tu estirpe, ni tu genero
Amarme implica abrir una puerta que no deseas,
ni piensas que quixas tengas
Me deseas y me amas de verdad,
Pero entre el género esperable y unx distinto…
Es bastante fácil descartar el difícil original
Cuánta poca lealtad…

Mas… te siento, entre ella
Piensas en mí por un momento
Lo sentí mientras miraba la canilla en mi cocina y de la nada me largue a llorar
Sintiéndolo todo y cada detalle,
Sabiendo eso que no me dices
Que ella existe
Ella te tiene dentro
Y yo… no soy mujer

Yo… no sería nunca tu mujer
Uno que no es o uno que es los dos,
¡Te deseo el vacío y el desamparo!
¡Te deseo el odio y un rayo!
Te deseo que te bese antes de dormirte…
Como lo haría yo…
Y bien sé que lo hará…
Y yo no soy mujer.

Seguramente no lo logres,
Seguramente le digas que suele ser así la primera vez,
Seguramente recuerdes que no fue así siempre,
Seguramente te acepte tu lento ritual,
Seguramente se ilusione
Y seguramente construya un ideal
Y si su corazón es firme, no te defraudará
Será lo suficientemente egoísta como para no importarle su libertad
Y a tu valor, estatus, genero y cultura aportar
Tus dones son para mi yug9s,
No te culpo, ella te querrá siempre
Pero a ti… sabes que no…
Para eso estaba yo.

Lo triste del game over
Es que anticipa el inicio
De un juego viciado
Sin experiencia suficiente
Para ganar.

M. Lopez